Estados Unidos e Italia consideran la posibilidad de proveer de armamento a los rebeldes.

El Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), José Julio Rodríguez, ya manifestó el 31 de marzo en la entrevista que Ana Pastor le hizo durante Los Desayunos de Tve que la Organización del Tratado Atlántico del Norte (OTAN) tiene dos misiones en Libia: establecer una zona de exclusión aérea y el embargo de armas”.  Estos dos objetivos fueron definidos en las resoluciones 1970 y 1973, que aprobó el Consejo de Seguridad Naciones Unidas el 17 de marzo ante la represión violenta que el régimen de Muamar Gadafi – Presidente de Libia – ejerció sobre los rebeldes que se manifestaron en su país para que abandonara el poder.

El embargo de armas consiste en que los medios navales de la OTAN – una fragata, un submarino y un avión de vigilancia – inspeccionen los barcos sospechosos que puedan transportar armamento, según explicó el Jemad. Además, quiso recalcar que su misión es confiscar todas las armas, “independientemente de quién las reciba”.

Y esto mismo dice la propia resolución 1970, cuyo propósito principal es proteger a la población civil, no derrocar al coronel libio: “todos los Estados Miembros deberán adoptar de inmediato las medidas necesarias para impedir el suministro, la venta o la transferencia directos o indirectos a la Jamahiriya Árabe Libia”, sin salvedades de que sean entregadas a los fieles del régimen o a los rebeldes.

Obama no descarta armar a los rebeldes

Por tanto, las declaraciones de José Julio Rodríguez y las resoluciones de Naciones Unidas se contradicen con la posibilidad que se plantea Estados Unidos de armar a los rebeldes. Durante la Conferencia de Londres en la que se reunieron los líderes de la Coalición Internacional – Estados Unidos, Francia y Reino Unido – para determinar una serie de medidas que aislaran a Gadafi. A pesar de que en ella no se habló de forma oficial acerca de la posible provisión de armas a los rebeldes, cuando concluyó, la secretaria de Estado norteamericana,  Hillary Clinton, dejó claro que Washington estima que no habría ningún problema jurídico en enviar armas: “Nuestra interpretación es que la (resolución) 1973 enmienda no supera la prohibición absoluta de enviar armas (que existía en la resolución 1970), y por tanto si algún país decidiera hacerlo, sería una transferencia legítima de armas. Pero de momento no hemos tomado esa decisión”.

El 30 de marzo, la cadena NBC publicó una entrevista realizada al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en la que afirmaba que “no descarta proporcionar armas a los rebeldes libios”.

Esta decisión no sólo iría en contra de la legalidad de la resolución de Naciones Unidas, sino que ya fue rechazada por el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, el 24 de marzo – el mismo día en que la Organización asumió el mando de todas las operaciones en Libia, tomando el relevo de Estados Unidos.

Por su parte, la ministra de Exteriores de España, Trinidad Jiménez declaró tras la Conferencia de Londres que, “tanto en la resolución 1970 como la 1973, la aplicación del embargo de armas rige para todas las partes en el conflicto. Para esa eventualidad, que no se ha discutido hoy, tendría que aprobarse otra resolución”.

Sarcozy y David Cameron no piensan armar rebeldes

Recientemente, en la reunión que Nicolas Sarkozy y David Cameron celebraron el pasado 13 de abril en el Elíseo, Francia y Reino Unido declararon que no tienen pensado enviar armas a los rebeldes por el momento, aunque no se oponen a que otros lo hagan.

Por otra parte, en esta misma reunión la OTAN junto a otros veinte países – llamados “El Grupo de Contacto para Libia – decidieron financiar a los rebeldes libios, com el fin de acabar con el poder de Gadafi.

¿Qué consecuencias tendría el suministro de armas a los rebeldes?

Gilbert Achcad, experto en mundo árabe, declaró en una entrevista que concedió a Trinidad Deiros, periodista de Público, que la causa principal de que algunos gobiernos occidentales no apoyen el suministro de armas a los rebeldes es que “no confían en los sublevados. Hay miedo de que esas armas acaben por caer en manos hostiles a Occidente.” Gilbert no va nada desencaminado, pues la dificultad que más se ha mencionado de esta acción internacional es que cabe la posibilidad de que haya antiguos o actuales miembros de Al Qaeda al lado de la oposición libia. Si ocurriera esto sería caer en el mismo error, pues cuando se produjo la invasión soviética, se armó a los muyahidines afganos que años después se aliaron con Osama bin Laden.

Sin embargo, el especialista en mundo árabe cree que “no hay razones para desconfiar tanto. El programa del Consejo Nacional Transitorio Libio es democrático y prevé elecciones libres y respeto a los derechos humanos.” Asimismo, explica que Occidente nunca ha tenido “el menor reparo en proporcionar armas a Gadafi, el hombre que ahora describen como un criminal y que ellos sabían muy bien que era un criminal y un terrorista.” Un dato importante en este sentido es que el último informe anual sobre explotación de armas europeas, publicado por el diario británico The Guardian muestra que Europa concedió 343 millones de euros en licencias de exportación de armas a Libia.

Anuncios

La revista estadounidense Time ha elegido al fundador de la red social Facebook, Mark Zuckerberg, como “Personaje del año 2010”, pese a que los lectores prefirieron al fundador de Wikileaks en la encuesta popular que la publicación realiza antes de su selección. Frente a los 380.000 votos de Julian Assange, el ‘padre de Facebook’ tan sólo conseguía 18.000, quedando en el décimo puesto de la lista.

Las causas de esta elección las resume el editorial de la revista: “por haber conectado a más de 500 millones de personas y hacer un mapa de las relaciones sociales [establecidas] entre ellos; crear un nuevo sistema de intercambio de información y cambiar el modo en que vivimos nuestras vidas”.

La única explicación que da la revista Time de por qué no ha elegido al creador de Wikiliaks ha sido que “Assange ve el mundo como si estuviera lleno de enemigos reales e imaginarios; Zuckerberg ve el mundo lleno de amigos potenciales”.

Pero esto no convence a los lectores, ni a muchos periodistas, que a través de distintos blogs y redes sociales han elevado sus críticas, aludiendo a que la razón por la que se ha descartado al creador de Wikileaks ha sido que trataba de evitar polémicas.

El Corresponsal de El Mundo de Nueva York, Carlos Fresneda también critica la posición de Time, mientras que otro reconocido bloguero como José Luis Orihuela afirma que la decisión de la revista estadounidense ha sido “conservadora y más políticamente correcta”


El nacimiento del portal web Wikileaks ha marcado un antes y un después en el periodismo del siglo XXI. Desde su creación en 2006, ha conseguido que multitud de informes de interés público y documentos filtrados salgan a la luz, liberándose de las censuras políticas, empesariales y económicas que los amordazaban; y, todo ello, preservando siempre el anonimato de sus fuentes.

Wikileaks ha sabido sacar provecho de la principal ventaja que ofrece la web al periodismo – permitir que el ciudadano sea la fuente – sin dejar de lado la credibilidad que sólo un medio tradicional es capaz de aportar.

Por lo que no ha de extrañarnos que la principal función de este portal consista en perseguir la transparencia informativa, relegando a los medios la actividad periodística de seleccionar y publicar sólamente aquella información éticamente correcta según los Códigos Deontológicos que rigen la profesión – de forma que mientras que Wikileaks divulga todo tipo de información que esté en sus manos, el periodista prescinde de aquellos datos que pongan en peligro la vida de las personas o en riesgo la ventaja militar de algún país.

Sin embargo, hay un dato curioso en toda esta estrategia: tan sólo cinco periódicos fueron los privilegiados  de obtener directamente la información que había recopilado Wikileaks. Curiosamente, los cinco medios de mayor influencia mundial: los diarios The Guardian, The New York Times, Le Monde, El País y la revista Spiegel

Esta elección no ha sido en vano puesto que los miembros de este portal web sabían que estos diarios no publicarían datos al azar, sino que por su calidad y por su rigor, contrastarían todo tipo de documentos que cayera en sus manos. Además, el poder de credibilidad de éstos es mucho mayor que el de cualquier otro medio de comunicación, por lo que los lectores asumirían que es cierto todo aquello que divulgaran.

Marta Ruíz, periodista colombiana y columnista de la revista Arcadia, defiende esta teoría aludiendo a que “con este matrimonio casi perfecto entre un audaz medio de internet, independiente y desafiante, con medios serios, que gozan de credibilidad, se empieza a transitar un camino inédito y quizá prodigioso para ambos”

El futuro de Wikileaks

La pregunta que hoy está en boca de los medios es si el fundador de este portal web, Julian Assange, es extraditado a la prisión estadounidense – recordemos que ha sido denunciado por las supuestas agresiones sexuales de dos mujeres suecas, ¿Qué ocurrirá con Wikileaks? ¿Se pondrá fin a este tipo de periodismo?

En principio, Wikileaks se creó con la pretensión de que no hubiera ningún líder que lo dirigiera, de forma que si faltaba uno de los miembros, pudiera ser sustituido. Sin embargo, poco a poco Julian Assange se ha consolidado como portavoz de la página web, poniéndole cara a una empresa de la que no se conocía ningún dato.

Un portavoz de este portal ha declarado que la detección de Assange no va a impedir que se sigan publicando documentos públicos que nunca antes se han desvelado. Así lo cree, además, Joseba Elola, periodista de El País que pudo realizar una entrevista al “hacker” australiano.

Más que pensar en la detección de Julian Assange como prosible causa de la desaparición de Wikileaks, hay que hacer una reflexión acerca de las amenazas que está sufriendo el portal. Primeramente, ha recibido ciberataques; más tarde, los servidores que le proveían la página web, le han retirado su licencia. Y, por último,  el servicio de pagos por internet PayPal ha anunciado que iba a suspenderle la cuenta que empleaba para recibir donaciones – su principal fuente de financiación.

Pese a estas amenazas, ya hay otros medios comoThe Washington Post, que lleva a cabo exhaustivas investigaciones sobre asuntos políticos controvertidos, como en la llamada Top Secret America, en la que denuncia la falta de control y el derroche de recursos del sistema de seguridad y de inteligencia de Estados Unidos. Otro caso que se acerca más aún es el de Propublica,  un proyecto de periodismo de investigación que reúne a prestigiosos periodistas.

Por tanto, aunque desaparazca Wikileaks, este fenómeno de transparencia informativa ya es imparable. La verdad no volverá a permanecer en la sombra.


Los medios de comunciación convencionales – prensa escrita, radio y televisión – desde su nacimiento han contado con diversos límites, aún no superados en la actualidad.  

Alrededor de 2500 personas se reunirán en Sevilla entre los días 19 y 21 de noviembre para participar en la gran cita de la web social en habla hispana y la segunda de Europa en número de asistentes.

Cartel de la Quinta Edición de EBE

Los organizadores del Evento Blog España afirman que EBE se ha convertido en el “evento de referencia para los amantes y profesionales de la web”, es una oportunidad para tratar temas como ” el futuro de Internet, nuevas tecnologías, gestión del conocimiento, sociedad, tendencias, entre otros”

EBE ha preparado especialmente el programa de este año, puesto que esta ‘cita web’ cumple cinco años desde que se puso en marcha por primera vez. Así lo declaran los propios organizadores del evento: <<queremos que la cita… sea de lo más provechosa en todos los sentidos: en el personal, profesional, social y también en el del ocio y entretenimiento>>.

Como cada año, se hablará del futuro de las nuevas tecnologías en las sesiones plenarias, es decir, conferencias de entre veinte y treinta minutos; mesas temáticas y talleres de nicho; los encuentros entre blogueros y profesionales de la información; y habrá un acto dedicado a emprendedores, denominado De-Muestra, una experiencia que el co-fundador de Tuenti y Glass, Joaquín Ayuso, compartirá con los asistentes. Todo ello se ha sido comentado con gran expectación en Facebook o Twitter bajo el hashtag #EBE10.

La organización ha ampliado el número de personas que podían apuntarse al evento de 1500 a 2.500, . En tan sólo ocho horas ya se había cerrado el proceso de inscripción.


Madrid regresa a la Edad Media durante la semana del 12 al 17 de noviembre. Un mercado medieval, con más de 150 puestos  que vienen desde distintos puntos de España, se ha emplazado frente al Estadio de fútbol de la capital. Los tenderos, disfrazados de la época, exponen diferentes productos elaborados artesanalmente: desde jabones, esencias o productos medicinales a toda clase de productos gastronómicos: embutidos, repostería, tartas, empanadas; incluso ropa y alhajas.

Además, se preparan todos los días varias actividades, entre ellas, talleres en los que se muestra cómo trabajaban los artesanos, herreros y grabadores durante los siglos V y XV; y, los más pequeños podrán montar en caballitos y disfrutar de teatros infantiles, cuenta cuentos, saltimbanquis, malabaristas, zancudos, globoflexia.

Fotos Mercado Medieval Xacobeo 2010


 

Pensamos visualmente. Las imágenes, los infogramas o los mapas aportan al periodismo una información distinta a la puramente textual porque llama la atención y despierta el interés de los lectores. Cada vez son más los medios de comunicación que hacen uso de esta nueva técnica, se está creando un nuevo concepto de periodismo, que los anglosajones ya han denominado ‘Data Journalism’.

Maria Luz Congosto presentando la visualización en la Carlos III

Con estas palabras, Maria Luz Congosto – investigadora y autora de interesantes visualizaciones – daba comienzo a la conferencia que ha impartido en la Universidad Carlos III. Cuando Maria Luz irrumpió en el aula de Periodismo, sólo las tres primeras filas de asientos estaban cubiertas. No obstante, minutos antes de que la periodista se dirigiera a los presentes, prácticamente no quedaban sillas vacías.

Con un aire cercano y una voz que trasmitía serenidad, fue presentando su discurso, apoyándose en unas diapositivas que había preparado: Informar de otra manera: la visualización. Durante la primera parte de la charla, expuso los proyectos más importantes de visualización que se habían realizado a lo largo de la historia.

El origen se remonta a 1855, cuando el Doctor John Snow hizo un minucioso estudio acerca del modo en que se estaba difundiendo el cólera. Construyó un mapa, en el que dibujó una serie de puntos que fueron indicando la concentración de la epidemia en un determinado lugar.  Además, mencionó otros protagonistas de la visualización como Minard – que a través de un plano representó el camino trazado por Napoleón durante la campaña que emprendió en Rusia -, Otto Neurath – creador del isotype, es decir, imágenes que representan información – o Hans Rosling – encargado de organizar datos gratis con gapminder -, entre otros. Además, presentó una serie de diarios digitales que han desarrollado grandes proyectos de visualización, como The New York Times, The Guardian, El Marca o La Información.

La segunda parte de las charlas fue más dinámica e interactiva. Maria Luz fue captando gradualmente la atención de los alumnos, cada vez más interesados en la materia.  Las instrucciones estaban claras: captar datos desde fuentes númericas, textuales o digitales; filtrarlos, generando  formatos visualizables o separando el trigo de la paja, y visualizarlo mediante texto, números, jerarquía, relaciones o localización.

Los ejemplos más llamativos que mostró Congosto fueron el word cloud, que destaca las palabras más nombradas por los participantes de una determinada red social; el motion chart, que indica cómo se visualiza el tiempo, el stacked chart, el tree map, el node-link tree o el arcdiagrams.

 Maria Luz Congosto concluyó su exposición haciendo referencia a que los datos tienden a ser públicos y todo el mundo puede utilizarlos. Aún así, los medios de comunicación no los aprovechan todo lo que podrían.